lunes, 26 de junio de 2017

Espía contra espía



Era 1986, recuerdo estar acostado en mi cama leyendo “Mad”, me encantaba la tira de “Spy vs. Spy” (Espía contra Espía), eran, obviamente, dos espías, uno negro y uno blanco, que se dedicaban a encontrar la manera de acabar uno con el otro, cosa que, por cierto, nunca conseguían. Y no solamente fracasaban rotundamente, sino que, además, sus propósitos siempre se les volteaban y todo resultaba completamente absurdo, irrisorio y estúpidamente divertido…

Exactamente igual que nuestro gobierno federal, que dice que no espía, bueno sí, pero tantito. Pero eso sí, querido lector, si usted se siente espiado o tiene alguna prueba de que eso está pasando, no dude en poner su denuncia en la PGR, el presidente Peña ya dio instrucciones precisas para que se investigue todo aquello que huela a espionaje. Él mismo se siente espiado, vejado, ultrajado y amenazado. A él también le llegan mensajes de dudosa procedencia. “Somos una sociedad que las más de las veces nos sentimos espiados. Yo mismo, como Presidente de la República, a veces recibo mensajes cuya fuente u origen desconozco, pero procuro, en todo caso, ser cuidadoso de lo que hablo telefónicamente. No faltará que alguien, o que alguna vez exhiban una conversación mía, ya ha ocurrido”, dijo el Mandatario la semana pasada. 

¿Y entonces? Ya no entendí. ¿Quién espía a quién? ¿Quién nos puede defender y de qué nos deben defender? La teoría del complot toma forma, la mafia del poder existe y nos tiene completamente vigilados. Sabe todo de todos. El big brother se quedó corto. Mientras tanto nadie sabe, nadie supo, todo queda entre espías. Claro, espías de esos que, como los de “Mad”, no hablan, no piensan y, por supuesto, no dan una. De risa loca.

Obituario: Se casó Eruviel, no sabe lo que le espera, piensa que va a ser feliz, inocente pobre amigo, ¡no sabe que va a sufrir!

martes, 20 de junio de 2017

El Underwood tlaxcalteca



Miguel Ángel Covarrubias, ex alcalde del municipio de San Damián Texoloc, Tlaxcala, lo logró su cometido… estar en boca de todos, para mal, pero lo logró. Ahora todo mundo sabe perfectamente que es un imbécil.

El Underwood tlaxcalteca publicó un video donde ofrece un discurso icónico, uno idéntico al que Frank Underwood –interpretado por mi querido, admirado y multipremiado Kevin Spacey- dirige a los estadounidenses en “House of Cards”.

Y Miguel Ángel no copió solamente el discurso, también la música y el lenguaje corporal. 

Así, el ex alcalde aseguró que no copió el discurso, “hice una referencia clara” a Frank Underwood para hacer el video viral; misión cumplida. Ajá, pero hay publicidad buena y publicidad mala, se puso en el mapa, pero ¿de qué forma?

“Al final del día nuestro propósito viral se cumplió, creo que debemos utilizar esto de manera positiva”, dijo en entrevista para Milenio. O sea ¿cómo?

Netflix no lo tomó de esa manera y aseguró que la “imitación no es la mejor manera de adular”. Sin embargo, Covarrubias mantiene su postura y, necio como es, se sigue defendiendo.

Independientemente de todo, Don Fank Underwood no es, ni debe ser, ninguna inspiración. Tras una apariencia sensata y pragmática, el siniestro personaje oculta un temperamento maquiavélico y perverso. Tiene como ambición principal liderar el mundo. Trata de controlar todos los canales de información posibles, e incluso se acerca a algunos medios que le aseguren una prensa dócil. Es frío como el viento y peligroso como el mar. Es un asesino que mata sin ningún remordimiento, es un tipo calculador, terrible y temible que logrará su objetivo a pesar de todo y de todos, sin que le importe pisar, sobajar, torturar o asesinar a todo aquél que se le ponga en el camino. Así está construido Frank Underwood. Y es alguien que, por supuesto, no merece ningún tipo de admiración, adulación, ni comparación. Conste que hablo del personaje, porque Kevin Spacey… ¡Kevin Spacey es dios!

Obituario: Ricardo Monreal quiere gobernar la CDMX… ¡Vaya sorpresa!

lunes, 12 de junio de 2017

Margarita, la terca



Mi Maggie, quiere, pero está claro que no puede. Todo mundo la desaira, la dejan sola en sus mítines, le gritan “asesina”, no puede ver ni en pintura al presidente de su partido y además tiene un marido que más que ayudarla, le estorba.

Y es que Margarita es terca, quiere gobernar desde Los Pinos. Ya fue diputada local y luego diputada federal. Nada importante. Claro, fue Primera Dama de este país del 2006 al 2012, pero fuera de ahí no ha tenido un cargo relevante como para aspirar a la silla presidencial –ya ven ustedes que en México los presidentes suelen estar muy bien preparados-.

Hay que decirlo, Margarita Zavala es una mujer discreta, muy discreta, tirándole a gris. Gris fue su papel como Primera Dama, gris su paso por el Congreso y su partido y gris su trayectoria política construida a la sombra de su marido, el simpatiquísimo Felipe Calderón.

Margarita, mesurada en los eventos oficiales de su esposo, con poco maquillaje y vestuario sobrio, eso sí, con sus coloridos rebozos. Prudente, cuidando de su imprudente marido. De opiniones reservadas, juiciosa, sensata, reflexiva, gris, muy gris. Pobrecita.

Obituario: Suspendieron el metrobús en reforma… ¡Bravo Mancera, bravo!


lunes, 5 de junio de 2017

Cíclico



Todo parece indicar que Alfredo Del Mazo ganó la gubernatura del Estado de México. Y yo estoy seguro que no hubo fraude. El conteo es legal, no tengo duda de eso. Los mexiquenses votaron, en su mayoría, por el simpático candidato atlacomulquense. Lo que sí sucedió es que el PRI la volvió a hacer. El “fraude” estuvo en la compra de conciencias, en las tarjetas rosas, en las despensas, en los acarreados y en la gran ignorancia de la gente, que prefiere mil pesitos ahorita que toda una vida de pobreza, alejada de las más mínimas oportunidades. Lamentable. 

Por el otro lado, el mesías tropical ya aseguró que su títere, perdón, su “candidata” había ganado los comicios incluso en Atlacomulco, ya ven que es bien ocurrente, luego dijo que las cifras del conteo rápido no correspondían a la realidad y que le habían aplicado un “descontón”. Después reveló que no hacía un llamado a la confrontación y que su respuesta sería pacífica. También sentenció que la guapísima maestra Delfina Gómez era la “gobernadora electa en términos reales”. Acusó al IEEM de simular los resultados y los llamó “una farsa”. “Vamos a defender los votos de los ciudadanos del Estado de México acta por acta y casilla por casilla”.

Eso fue el domingo por la noche, pero a mí me parece que ya lo había escuchado en algún otro lado, ¿a ustedes no?

Después de no aceptar los resultados viene la impugnación, luego la negación, después la “resistencia pacífica” –afectando a miles, pero “pacíficamente”-, para terminar nombrando “gobernadora legítima” a doña Delfina.

Ya me la sé, ya vi esta película dos veces. La voz del demócrata defensor del pueblo, rayito de esperanza, abogado del bienestar nacional, héroe solitario, luchador, enemigo de la malvada mafia del poder, dueño de la verdad absoluta y semidios de la emancipación lanzó, como siempre, su cantaleta de siempre, aquella que viene rezando desde el año 2000: "Es nuestra convicción democrática y nuestro compromiso respetar la voluntad popular. Para ello es imprescindible que no quede ninguna duda acerca de los resultados por el bien de México y de nuestro pueblo". Claro, así debe ser, siempre y cuando le favorezcan, si no es así… vuelva usted al principio de esta columna.

Obituario: Norberto Rivera se va y no se va. Lo está pensando, tiene una cola muy larga, que bien le podrían pisar.

lunes, 22 de mayo de 2017

¿Por qué atacaron al cura?



La semana pasada, un hombre entró a la Catedral metropolitana, escuchó misa, se puso de pie cuando tuvo qué hacerlo, tomó asiento cuando se lo pidieron, se hincó cuando fue necesario, se persignó humildemente y, al terminar la ceremonia, subió al altar, tomó por el cuello al sacerdote y lo intentó degollar. Inmediatamente fue detenido, no obstante, solicitó hablar con el presidente Enrique Peña, con la reina de España, con el embajador de Francia e inclusive con el Papa Francisco. Lamentablemente, ninguno de ellos ha respondido al llamado.

Se dice que el tipo está loco, que sufre crisis de personalidad, que padece un trastorno sicótico que es un enfermo del video juego Assassin’s creed y no sé cuántas cosas más, sin embargo, Juan René Silva (a quien a partir de ahora llamaremos “el agresor”) no ha dicho nada, ha guardado un silencio absoluto y nadie sabe nada del móvil que tuvo para atacar al padrecito.

¿Le cobró muy caro el bautizo? ¿No había misas unitarias para quinceañera? ¿Le quitó el diezmo? ¿Se le acabaron las fechas para casarse en Julio? ¿No lo dejó prender la veladora que le llevaba a San Charbel? ¿Dio la misa borracho? ¿Encontró pornografía infantil en su poder? ¿Le hizo propuestas indecorosas? ¿Se lo llevó a lo oscurito? ¿Lo violó? En fin, nadie sabe, nadie supo, nadie sabrá. Un juez determinó que el agresor carece de la capacidad para entender su propio comportamiento. Conclusión:  El tipo es un loco, un gitano, un soñador y ya. Le fue impuesta como medida cautelar el sometimiento, cuidado y vigilancia en el Centro Varonil de Readaptación Psicosocial. Caso cerrado.

Por lo pronto, el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdermar manifestó que están en desacuerdo con el dictamen sobre la salud mental del agresor, pues el juez lo declaró inimputable por tener trastornos mentales. "Nos parece que la personalidad de este agresor es muy compleja y no es posible que con un solo dictamen se le declare inimputable. Ha actuado con mucho cálculo, muy racionalmente en el sentido de saber qué hacer. Pues no nos parece que sea una persona totalmente desquiciada, que no supo lo que hizo".

Mientras tanto, el cardenal Norberto Rivera, arzobispo Primado de México, aseguró que “la iglesia siempre perdona porque tiene que seguir en paralelo a Cristo. Y si Cristo perdonó, nosotros tenemos que perdonar, pero también la iglesia, con sencillez, con humildad, debe pedir la justicia”. ¡Así se habla! Yo me sumo, yo también perdono a los curas violadores, pero exijo para ellos la justicia medieval.

¡Ah! La Arquidiócesis Primada de México también criticó que el 99% de los crímenes cometidos contra periodistas y sacerdotes permanecen impunes. ¿O sea cómo? ¡Por Dios Santo y Sacramentado! No nos metan en la misma canasta.

Obituario: Este opinador se va de vacaciones. Nos leemos en quince días.