martes, 2 de agosto de 2016

Cínico, desvergonzado



Ayer se incrementó (otra vez) el precio de la gasolina. Estos preciosos aumentos iniciaron en el 2007 y debían terminar en el 2011, pero no, ese mismo año se extendió por otros tres años y dijeron que terminaría, por fin, en el 2014. Cosa que, como vimos, tampoco sucedió.

En el 2012, Enrique Peña Nieto andaba en campaña y decía: “con la Reforma Energética voy a bajar el costo de la luz eléctrica y ya no habrá aumentos a la gasolina. Ese es un compromiso que he hecho con todos los mexicanos". Acto seguido, ya fuera de cámara y micrófono, se botó de la risa.

Empezando el 2015, en un mensaje de esos cursis de año nuevo, el presidente dijo que “no habrá más gasolinazos en este año, y no más aumentos mensuales a los combustibles, gasolina, diésel y gas LP”. Por supuesto, no cumplió. Ya saben ustedes, ajustes hacendarios, volatilidad, inflación. 

Ahora, a mitad del este 2016 volvieron a “ajustar” los costos. No hablemos de cantidades, todos sabemos que el golpe fue certero, preciso y macizo. Ah, pero eso sí, a partir de ahora, la gasolina Magna sólo podría subir dos centavos, mientras que en el caso de la Premium ya no habría incremento, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Já.

Yo sigo pensando en el presidente diciendo, con la seriedad y toda la desfachatez que el caso requiere: “Se acabaron los gasolinazos que tanto lastimaron mes a mes la economía de las familias mexicanas”. ¿Cómo confiar en alguien así? ¿Cómo tachar su nombre en una boleta? ¿Cómo se atreve a ser tan descarado, desvergonzado y cínico? ¡¿Cómo?! Como dijo mi #LordAudi “Esto es México güey”… Desgraciadamente, tiene toda la razón.

Obituario: En esta esquina Hillary Clinton, en esta otra Donald Trump… Esta lucha ya comenzó.

1 comentario:

  1. La reforma energética

    En agosto 2015, se hizo público que la entonces precandidata demócrata fue quien impulsó junto con sus colaboradores la reforma energética de México para quitarle el monopolio a Pemex, una iniciativa que propuso y concretó el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

    DesMog, sitio que publicó los correos electrónicos revelados por el Departamento de Estado estadounidense, señaló que Clinton alentó un acuerdo para la apertura del sector energético en nuestro país, con el que resultaban beneficiadas empresas petroleras internacionales, entre ellas: Exxon Mobil, Chevron y BP.

    “Como responsable de la política exterior de Estados Unidos, Hillary Clinton impulsó con colaboradores suyos la privatización de la industria energética mexicana, concretada por el gobierno del presidente Peña Nieto, revelan correos electrónicos divulgados por el Departamento de Estado”, indicó DesMog.

    Entre los colaboradores de Hillary beneficiados, está el ex embajador en México, Carlos Pascual, según los correos que el Departamento de Estado desclasificó, y del que la actual precandidata fue titular entre 2009 y 2013.

    El sitio que dio a conocer los correos precisó que “el Departamento de Estado de Clinton ayudó a romper el monopolio de la empresa estatal (Pemex) sobre la industria petrolera y de gas en México, abriendo el país a las compañías internacionales. Dos de los coordinadores que ayudaron a hacer que eso sucediera ahora trabajan en el sector privado y pueden beneficiarse económicamente de las reformas energéticas que ayudaron a crear”.

    Agregó que “los correos electrónicos también ofrecen la oportunidad de contar la historia más profunda del papel que el Departamento de Estado, liderado por Clinton y otros actores poderosos, jugó en la apertura de México para los negocios internacionales en la esfera del petróleo y el gas”.

    ResponderEliminar