miércoles, 30 de mayo de 2012

Besos y reclamos


A los cuatro, Sicilia los recibió a besos, abrazos y apretones, “¡qué gusto, qué bueno que viniste! Pásale, pásale, acomódate por acá…”

Después de la sobada vino el chingadazo, a todos les reclamó por igual, con la misma energía y el mismo atrevimiento. A Josefina le cuestionó por los gobiernos en los que ha participado, a Peña Nieto por el caso de Atenco, a Andrés Manuel por su mesianismo y a Quadri por el partido que lo postula…

Y Josefina pidió perdón, Enrique dijo que quizá si exageró en Atenco, AMLO, como siempre, dijo que él no es autoritario, que la imagen de mesías se la quieren dar sus contrincantes y que no está en el mismo costal. Y Quadri simplemente dijo que está “hasta la madre”…

Luego de la madriza, el escritor retó a los cuatro candidatos a firmar un acuerdo mínimo de unidad nacional antes del próximo debate… Por supuesto, todos aceptaron. Después de este encuentro ningún candidato podrá evadir este tema porque ya conocen la situación del país. Ya han escuchado de viva voz que hay inocentes muriendo, que hay violaciones a derechos humanos, que hay exceso de la fuerza, que no necesitamos ningún mesías, que es necesaria una nueva línea para gobernar… Ajá, sí, lo saben y lo saben bien. Y si después de esto no pasa nada, si no hay propuestas por parte de ninguno… El país estará en problemas (en más problemas).

¿Está usted pensando lo mismo que yo?

Ajá, que estamos en campaña, que todo se vale, que hay qué decir que sí a todo, que no importa el tamaño de la petición, que sí a todo sin importar la naturaleza…

Porque ahorita, repito, en campaña, van a decir que sí a todo y a todos. Ya una vez que pase el 1 de julio, ni quién se acuerde de Sicilia, de los miles de víctimas, de las lágrimas de la madres, de las alianzas por el bien del país, de los pactos de reconciliación, de los acuerdos por la paz y la justicia y la tranquilidad y la democracia y la seguridad y bla, bla, bla…

Así es y así ha sido siempre. ¿O de qué han servido los múltiples diálogos en Chapultepec, el “si no pueden, renuncien” de hace unos años, los convenios con los medios de comunicación, los acuerdos con organizaciones sociales y civiles, los compromisos con instituciones privadas, académicas e individuos y muchas otras pantomimas más? Para eso, para hacer bonitos performances y simular que la clase política tiene conciencia y le importa la gente que, amablemente, los eligió…

Eso sí, algunos podrán no estar de acuerdo con la figura de Javier Sicilia y en la forma cómo ha atraído reflectores para sí mismo. Pero habrá qué reconocerle el valor de ser de las pocas voces ciudadanas que han logrado sentarse frente a frente con los candidatos y cuestionarles sus estupideces en público, sin ninguna reserva. Por lo menos les mentó la madre a nombre de muchos mexicanos, así, a los cuatro, uno por uno y todos juntos… Bien por él, hizo lo que a muchos nos encantaría hacer y que quizá nunca podremos (y no me refiero a los besos).

Obituario: El segundo debate va por canal 13, eso sí, nada más porque no hay fútbol…

También puedes leer esta columna en http://www.gurupolitico.com/

miércoles, 16 de mayo de 2012

¿Sin dignidad?

Por todos lados se dice que el regreso del PRI a los pinos significa corrupción, saqueo, tráfico de influencias, sindicatos descompuestos, desempleo y mercado laboral nulo, muertos y desaparecidos, crisis de inseguridad, círculos oficiales corrompidos, fraudes electorales, despensas, acarreos, funcionarios deshonestos, ineficiencia gubernamental, intolerancia y un largo etcétera…

Y yo pregunto, ¿qué no hemos vivido con todo eso durante los últimos años? ¿Qué no la izquierda y la derecha en este país vive con las mismas prácticas? ¿Qué no el giro es tan malo como el colorado? ¿Qué no todos están podridos desde adentro? No se trata de un partido o de otro, no se trata de quién es mejor o menos peor. Está clarísimo que todos están cortados con la misma tijera. Como si hubieran salido del mismo molde…

La solución somos nosotros, la sociedad civil, sin partidos, sin banderas, sin colores… Los que debemos cambiar a este hermoso país somos nosotros…

¿Por qué los mexicanos no protestamos ante las injusticias que nos aquejan a diario? Y me refiero a todo tipo de injusticias. Desde el microbusero que anda en chinga hasta la torpeza ejecutiva, legislativa y federal con que conducen a México. ¿Por qué los mexicanos no salimos a las calles como los egipcios, los tunecinos, los jordanos, los marroquíes y los yemenitas a protestar por el hambre, la pobreza y la corrupción e ineptitud de nuestros gobernantes? Pero protestar en serio, no como el pendejete de Noroña (por cierto “pendejete” es la palabra que más usa el diputado en twitter).

¿Será por la polarización que existe en el país? ¿Será miedo? ¿Será que tenemos mala memoria? ¿Será que estamos muy preocupados por nosotros mismos? ¿Será que la cultura de la evasión le gana a las ganas?

Algunos dirán que México no protesta porque aquí hay libertades y no existe un gobierno estilo Mubarak o Gadaffi. Efectivamente, aquí no hay un concepto dictatorial de gobierno, pero sí tenemos exceso de corrupción, ineptitud e impunidad en la clase gobernante. Y sin duda una partidocracia que mantiene estancado el desarrollo nacional, que prefiere preservar sus privilegios a ser oposición de a deveras, una oposición real. Una oposición que se preocupe en serio.

México, sin embargo, guarda silencio, aguanta. Todos perdemos. ¿Acaso no sería sano protestar? Como dijo el escritor egipcio Alaa Al Aswany: "a través de la revolución un pueblo recupera su dignidad..." Y nosotros debemos repensar en dónde anda la nuestra…

Obituario: ¿Ya vieron el spot de Mario Almada apoyando a Josefina? Échenle ojo, está de antología...


También puedes leer esta columna en http://www.gurupolitico.com/
video

jueves, 10 de mayo de 2012

Se murió la república amorosa

El domingo pasado fuimos testigos de la muerte de la república amorosa que tanto pregonaba Andrés Manuel López Obrador. Se le acabó la cuerda, o se salió de quicio, o perdió la compostura, o vio muy cerca al muñeco copetón que tanto aborrece, o quién sabe qué le habrá pasado, el caso es que este señor regresó a su discurso de siempre, ése que tanto oímos y que ya parece disco rayado (sí, ya sé que esa expresión ya no se usa), debería grabar su discurso y ponerle “play” cada que haya un debate, una entrevista o mitin. Lleva años y felices días con el mismo rollo (claro, con excepción de un par de meses de tierno amor). Nos cuenta el cuento terrible de que vive sometido por una mafia de fuerzas oscuras que se han adueñado de México. Dice que en los medios de comunicación lo tienen vetado (el famoso “cerco informativo”).
 
 
El “rayito de esperanza”, “el mesías de la república amorosa”. Él mismo se ha encargado de desencantar a los que un día estuvieron hechizados con el discurso sobre las clases sociales, los ricos, el pueblo que salva al pueblo, la preferencia por los pobres y un nuevo proyecto de nación. Un rollo muy desgastado, nada nuevo…

En el tan llevado y traído debate se acabó la república amorosa, el cambio de tono en la voz de don Andrés lo dijo todo. Ya no extendió su mano franca. Y de propuestas nada, porque Santa Anna, Salinas, la mafia del poder y Televisa son los culpables de que México esté de cabeza (y para muestra la foto de cabeza que enseñó en el debate).

En fin, AMLO siempre se ha distinguido por ser un demagogo extraordinario. ¿O ustedes se creyeron lo de su “república amorosa”?

“Si se da una especie de masoquismo colectivo (y no me eligen), me va a doler, pero lo voy a respetar", le dijo Andrés Manuel López Obrador  a José Cárdenas… Está grabado, a ver si ahora sí lo cumple… Porque no nos olvidemos que en el 2006 no reconoció su derrota, salió con que le hicieron fraude cibernético y nunca pudo demostrarlo. Entonces dijo que el fraude fue a la antigüita. Como tampoco pudo probar esa afirmación, dijo que era una mezcla de las dos cosas. Emberrinchado, mandó cerrar Reforma durante semanas enteras y se adueñó del Zócalo, donde, por cierto sigue haciendo marchas y plantones cada que se le da la gana…

Obituario: Gracias por nada profe Meza, su ciclo con Cruz Azul se acabó…

miércoles, 2 de mayo de 2012

Gol anotado por la telecracia...


El domingo a las 8 de la noche hay debate presidencial… Y es obligación de los permisionarios (canales 11 y 22) transmitir tal evento… Los concesionarios (Televisa y TV Azteca) no tienen ese compromiso. Sin embargo, estas dos empresas se la pasan rezando su compromiso con la sociedad, resaltando el valor de la integridad y su más amplio interés en el bienestar de la gente. Además de impulsar siempre la transformación del país…

“Señal con valor” dicen en el ajusco… Ajá, sí, pero ellos, a esa hora, van a pasar un partido de fútbol. El lunes pasado, desafiante, Ricardo Salinas Pliego escribió en su cuenta de tweeter: “si quieren ver el debate, véanlo por Televisa, vean el futbol por TV Azteca. Yo les paso los ratings al día siguiente”. Esa es la propuesta democrática del dueño de la concesionaria más multada por violar la ley desde que está vigente el nuevo modelo de comunicación política…

¿Y el compromiso que tanto presume? ¿No se la pasó quejándose de la falta de democracia en 1999, cuando mataron a Paco Stanley? ¿No agarró a su ejército de perros y se fue encima del gobierno del DF? ¿Dónde queda la congruencia? Bueno, supongo que no existe, ¿se acuerdan cuando, con un comando armado, tomó la sede del canal 40 en el chiquihuite?…

¡Vaya cinismo! Aquí lo que importa es el poder económico, que sepan todos quién manda aquí, lo que gobierna es la “telecracia”, el poder real está en manos de las televisoras. Porque el fútbol lo puso él, como dueño del club Morelia que es, con toda premeditación, alevosía y mucha ventaja. Como quien dice “nomás por chingar”.

Y sí, efectivamente, ¿A quién diablos en su sano juicio le interesa un debate inútil e intrascendente? A muy pocos, el fútbol es un espectáculo que por mucho supera la expectativa de un debate de candidatos insípidos y mentirosos, que sin importar quienes sean traen el mismo discurso: “Reforzar las medidas de seguridad, mejorar el sistema educativo, salud al alcance de todos, generación de empleos bien pagados, bla, bla, bla…” Pero no por eso podemos permitir que el descaro se pase por los huevos a las instituciones.

Obituario: Salinas Pliego todavía puede componerla diciendo que le hackearon su cuenta de tweeter…




También puedes leer esta columna en http://www.gurupolitico.com/