miércoles, 8 de agosto de 2012

¿Chavela en Bellas Artes?


Pues murió Chavela Vargas y todo mundo corrió a hacerle su homenaje en el Palacio Bellas Artes, sí, el Palacio de Bellas Artes, el máximo escenario cultural de este país...

Y yo me considero incompetente en el tema, por eso solo pregunto: ¿de veras era para tanto? ¿Está, doña Chavela –de todos mis respetos- a la altura de Fuentes, Paz, Monsiváis y compañía?

¿De veras Chavela Vargas tenía, como muchos han venido diciendo “un indiscutible talento”? Y si así fuera ¿me podrían explicar cuál era? ¿Cómo fue que pasó de ser –como lo dijeron en un homenaje que le hicieron el en 2009- “una vieja borracha” a “una divina briaga”?

La “Chamana” le hizo caso a la canción, no llegó primero, pero supo llegar. Y llegó a las alturas que llegó porque se supo ganar el cariño y el afecto de grandes figuras del mundo artístico contemporáneo… Fue amiga de Diego y de Frida –y hasta vivió en la casa azul-, Pedro Almodovar y Joaquín Sabina, quién sabe cómo y por qué, se enamoraron de su obra. José Alfredo Jiménez la oyó cantar en una esquina en insurgentes y la “recogió” y la adoptó y la hizo compañera de parrandas, canciones, alcohol y mujeres… Quesque se tomaron entre los dos noventa mil copas en veinte años… ¡Vaya orgullo tan idiota!

Intima de Carlos Pellicer, León Trotsky, Tina Modotti, Paul Weston, Manuel Álvarez Bravo y toda la ensalada comunista-popof de la época, sostuvo un romance con Frida Khalo –otra “artista” que se le pegó como ladilla al sí muy talentoso Diego Rivera- y eso le valió para darse a conocer un poquito más. Claro que Frida no fue la única. Chavela fue famosa por conquistar a bellas mujeres de cualquier clase social. Una copa, un mariachi, una ranchera y caían redonditas…

Chavela Vargas fue famosa por muchas cosas. Sí, ajá, pero no creo que su singular vida le haya dado para llegar a Bellas Artes como un ícono cultural de este país… No señores. La plaza Garibaldi era el lugar idóneo, una referencia exacta de lo que fue Chavela…  

Con esto le bajaron dos rayitas al listón que tiene el recinto del eje central… Con esto, si se nos muere Juan Gabriel también le hacemos un homenaje en Bellas Artes, total, ya cantó ahí “el noa noa”… y hasta dos veces.

Obituario: Capaz que, para callar bocas, el único oro en Londres va a ser en el fútbol…

2 comentarios:

  1. Pues si, en realidad el cariño popular que se gano en sus ultimas décadas fue mas por su forma de interpretar la canción ranchera, que por aportar canciones de su inspiración. En mi juicio no debió ser llevada a Bellas Artes, pues su único mérito es haber sido amiga de los grandes de su época y de celebridades de España y Francia. Pero hasta ahí.

    ResponderEliminar
  2. YA ESTA USTED APRENDIENDO, MI CHARLY

    ResponderEliminar