lunes, 21 de junio de 2010

Adiós a los juguetes


El sábado pasado fuimos a ver Toy Story 3. Es una verdadera locura entrar al cine en el fin de semana de estreno de una cinta así. Enormes filas para entrar al estacionamiento, ya adentro, es un problema encontrar un lugar para el coche, enormes filas para comprar boletos, enormes filas para comprar chuchulucos, enormes filas para entrar a la sala -aunque ésta y la de la taquilla me las volé, pues compré mis boletos un día antes, por internet. Así nos evitamos la enorme cola y entramos inmediatamente a la sala, además de que es más barato, ¡gracias Cinépolis (y no cobro ni un peso)-.

La película es, simplemente, una maravilla, sabemos que nunca un guión de Pixar nos va a defraudar, y Toy Story 3 no es la excepción, es estupendo. Igual la animación, los diálogos, los personajes, el tratamiento, ¡todo! Y al final -recordemos que es el fin de una trilogía-, todo se acomoda en su lugar, se amarran todos los nudos como deben y es entonces que las lágrimas simplemente fluyen, es inevitable -yo lloré, y no porque sea fan de la saga, simplemente porque la historia obliga-.
Algo mágico pasa en Toy Story, es especial, entrañable, esperamos once años para ver el cierre de la historia y, la verdad, creo que supera con creces las expectativas. No, no les voy a platicar nada, tienen qué verla (pero no pirata, un trabajo así merece el respeto de todos nosotros).

Ya no habrá más Woody y Buzz -aunque están preparando una aparición en el trailer de "Cars 2"-, hay quien dice que no es una película para niños, que tiene un mensaje para los chiquitos y otro para los grandotes, que los niños no la disfrutan. No me voy a meter en eso, pero de lo que sí estoy seguro es de que al niño que yo llevo dentro le encantó la aventura que comenzó en 1995 y que terminó este 2010. Quince años después los amigos de Pixar pueden decir "misión cumplida". Ya la espero en blu ray. No se tarden.
P.D. Hoy nuevamente agradezco que nunca adaptaran al español el nombre de la película, ya ven que quienes tienen esa tarea son brillantes, así, hoy estaríamos hablando de "cuento de juguetes 3" Qué hueva ¿no?
Otra P.D. Antes de que comience la película, Pixar nos regala un cortometraje animado precioso que se llama "día y noche", ojalá puedan verlo, es, simplemente, extraordinario, aquí les dejo un pedacito.


video

1 comentario:

  1. Síi...yo fui a verla hoy, sin aglomeraciones de nada...fui super temprano, y también lloré al final..y es que, curiosamente, el tiempo entre la primera y la última parte coinciden con un largo capítulo de mi vida..uff...una gran historia...Toy Story, eh!...jaja.
    Todavía recuerdo tu reseña de Toy Story I, te acuerdas?

    Besos!

    ResponderEliminar