lunes, 13 de septiembre de 2010

¿El Padre de la patria?

Desde el inicio de la guerra de independencia, Miguel Hidalgo e Ignacio Allende tuvieron grandes diferencias. Don Miguel capturaba prisioneros y así, por puro antojo, de noche y a punta de cuchillo, los mandaba decapitar a todos. Quesque para ahorrar parque. De verdad que era un carnicero.
El capitán le criticaba al cura que permitiera los excesos y el saqueo de su tropa; que no procurara organizar un ejército pequeño pero disciplinado; que se retirara de la ciudad de México cuando pudo tomarla, y, sobre todo, que se montara en soberbia al autodenominarse “Alteza Serenísima”. Desde luego, el Padre de la patria se había mareado con el poder. Todas esas razones llevaron a Allende a intentar envenenar a Hidalgo, y como Paquita “tres veces lo intentó” (sí, ya sé que lo de Paquita fue engaño, dénme chance ¿no?), pero nunca pudo llevar a cabo su plan porque el padrecito estaba bien protegido.

Así que, desde mi punto de vista, el verdadero iniciador de la lucha de independencia fue el General Ignacio Allende, quien desde el acantonamiento de Jalapa, ya había escrito en las paredes de su habitación “Independencia, cobardes criollos”. Allende participó y organizó las conspiraciones de Valladolid, Querétaro y San Miguel el Grande… Él lideró el movimiento.
Si el Cura Hidalgo fue puesto como Generalísimo desde el grito de independencia, fue por el poder de convocatoria e influencia que tenía (¿o todavía tiene señor Sandoval?) un religioso sobre el pueblo. Que no era la misma que tenía un militar o un civil.

La caballerosidad de Allende siempre se trasladó al movimiento. Respetaba las estrategias de la guerra y la disciplina militar, no le interesaba matar ni fusilar a sus enemigos derrotados, mucho menos la violencia ni el saqueo. Ese fue el origen del distanciamiento con Hidalgo, porque el cura permitía todo eso.

La victoria en el monte de las Cruces le dejó a Hidalgo el camino libre hacia la ciudad de México, pero no aprovechó esta ventaja. Error con el que condenó la suerte del movimiento independentista, con todo y que la lucha se mantuvo durante cinco años más.

Por todo lo anterior, Don Ignacio decidió destituir a Hidalgo del cargo en febrero de 1811. ¡Bien hecho! Si él lo puso, él lo podía quitar, y así lo hizo.

Además, Hidalgo era un inexperto general, no era un buen estratega, ¡no sabía de guerra! Pero le dieron poder y se nos puso loco… Tan es así, que duró menos de un año en la lucha armada. Al alba del 29 de julio de 1811, en Chihuahua, fusilaron a Miguel Hidalgo y Costilla, expusieron su cuerpo en una plaza y más tarde lo decapitó un indio tarahumara.

Pero el destino implacable pone a cada quien en su lugar y a pesar de todo, hoy, Miguel Hidalgo e Ignacio Allende, siguen juntos, tanto en el mausoleo del ángel de la independencia (aunque hace poco los sacaron), como en la línea 2 del metro, claro, separados únicamente por bellas artes, no sea que se nos vuelvan a pelear.

Obituario: ¿Por qué Demián Bichir para interpretar a Hidalgo? ¿Por qué?

1 comentario:

  1. QUERIDO CHARLY!

    AMENA COMO SIEMRPE TU COLUMNA, COMO UN PUNTO DE VISTA QUE LA HISTORIA COMO TU Y YO LO HEMOS PLATICADO LA HISTORIA LA ESCRIBEN LOS GANADORES Y EN ESTE CASO LO QUE OCURRIO FUE QUE HIDALGO LE GANO LA PARTIDA A ALLENDE Y POR ELLO EL PADRE DE LA PATRIA ES UNO Y NO EL OTRO, ESTOY DE ACUERDO CONTIGO EN CASI TODO, ALLENDE FUE EL INICIADOR Y EL ALMA DE LAS CONJURAS, EL GENIO MILITAR QUE PLENEO EL GOLPE, PLANTEADO PARA REALIZARLO EN OCTUBRE, DICEN QUE EL 2, OTROS QUE EL 4 EL DIA DEL CORDONAZO DE SAN FRANCISCO, PERO QUE AL SER DESCUBIERTA LA CONJURA, CON LA PRUDENCIA QUE LA CARACTERIZABA, ALLENDE PROPUSO HUIR Y REORGANIZAR LA REVUELTA, EN ESA DUBITACION, DICEN, KE GANO HIDALGO, VAMOS LE COMIO EL MANDADO POR QUE COMO AL FIN NO SABIA NADA DE ESTRATEGIA MILITAR, DIJO PUES MEJOR DE UNA VEZ Y SE LANZO, EN ESE MOMENTO LE ARREBATO A ALLENDE EL LIDERAZGO DEL MOVIMIENTO Y TAL VEZ EL SITIO EN LA HISTORIA, O TU QUE PIENSAS?...

    AHI LO PLATICAREMOS... UN ABRAZO Y FELICIDADES COMO SIEMPRE POR TU PROSA!

    ResponderEliminar