martes, 28 de junio de 2011

Sexo, robo y estupidez

Hace un rato hubo fiestecita en Monterrey, luego clembuterol en 5 seleccionados (aunque se dice que hubo más que dieron positivo pero con menos cantidad), después, los seleccionados de la sub-22 meten sexoservidoras a su hotel… De verdad que son pendejadas…

Y me explico… Ellos dicen que les robaron, hicieron un mitote, se quejaron, lloraron y patalearon porque les quitaron sus gadgets favoritos… Pero son tontos (por no decir pendejos), porque en el bote de la basura dejaron los restos de la juerga… Condones y otras cosas… Seguro las niñas les robaron las llaves y se las dieron a los ladrones, que habrán entrado después.

Los jugadores no saben cuidarse, son tontos, ven la oportunidad y se ponen a echar desmadre, no se dan cuenta de que hay tiempo para todo… ¡Es la Copa América! Una vitrina enorme que se les va de un jalón y que quién sabe si la volverán a tener algún día…

Pero en general los futbolistas se divierten cuando se supone que deben “concentrarse” en su trabajo… Ejemplos sobran, ya mencionaba la fiesta en Monterrey, lo de Martín Galván hace un par de años, Oswaldo y Jared fueron a dar a la cárcel en Estados Unidos, Cuahtémoc fumando y bebiendo (y quién sabe qué más) días antes del mundial, en fin… Ya lo dijo el famoso “matador” Luis Hernández: “Eso ha pasado siempre, en todos lados, nada más que a nosotros nunca nos cacharon”… Y tiene razón, si no, que le pregunten a Maradona sobre las fiestotas que se chutó en el ’86 junto a Merle Uribe…

Yo, por eso, nunca quise jugar profesionalmente, ¿para qué? Hay demasiadas tentaciones…

Obituario: Se le volvió a cebar a Gio, otra vez se quedó con las ganas de jugar junto a su carnal…

No hay comentarios:

Publicar un comentario