martes, 11 de septiembre de 2012

Perpetuo

 
Por más que quiero escribir de otras cosas nada más no puedo, este señor insiste en meterse en este blog…

Es necesario volver a tratar el tema de Andrés Manuel López Obrador, ese caudillo moderno que lleva 23 años blandiendo la bandera de una dizque izquierda combativa y competitiva (también muy repetitiva).

Ahora el señor dio adiós al PRD y al movimiento progresista (fue conmovedor), se va a dedicar a MORENA, y puede (¿alguien lo duda?) que lo vuelva partido político. Desde ahí va a tener una preciosa comodidad que ya quisiera cualquiera… Vamos viendo: Tendrá prerrogativas (sí, todos nosotros, con nuestros impuestos le seguiremos dando lana para que él continúe manteniendo su cínica necedad), tendrá acceso a los medios de comunicación (adiós a su “cerco informativo”), tendrá la garantía de estar conectado con todo y con todos, tendrá, como dueño, socio y fundador de su partido, la facultad de postularse para lo que quiera cuantas veces quiera, tendrá influencia en toda la izquierda porque muchos de sus aliados, seguidores, discípulos, partidarios, admiradores, incondicionales o como ustedes les quieran decir, siguen metidos en los partidos que el mesías tropical acaba de dejar. O sea que, como dijo Cantinflas: “se va, pero no se va…”

¡Esa sí que es una gran idea! ¿Por qué no se le habrá ocurrido antes? Ahora sí, a nadar de muertito por el resto de la vida. Igualito que la maestra Elba Esther, igualito que Romero Deschamps, o como Napoleón Gómez Urrutia, como Gamboa Pascoe. En fin, mexicanos “brillantes” que pasan de líderes a líderes perpetuos, y de ahí a propietarios privados de los destinos de millones de fuerzas vivas en un asombroso acto de prestidigitación democrática…

Nadie a quien rendirle cuentas y nadie que se las pida (las cuentas). Con su fuero sui generis, resistentes a la Secretaría de Hacienda y a la del Trabajo, blindados ante el IFAI, intocables por el ejecutivo, también por el judicial,  co-propietarios del legislativo, omnipotentes ante el cuarto poder, y el quinto y el sexto y todos los que se les pongan enfrente, son los dueños de México y cantan victoria. Amos y señores de vidas, haciendas y destinos. Vitalicios, impunes y absolutamente inamovibles. ¡Eso es todo! ¡Viva México!

Y seguro veremos el nombre de AMLO en la boleta electoral del 2018… ¡Ni modo Marcelo!

Obituario: “Se acabaron los pretextos, es hora de avanzar: EPN”. O sea ¿cómo?

 

 


1 comentario:

  1. Dejemos de pagar impuestos para que no paguemos a Morena y demas partidos! O nada mas somos puro pajaro nalgón?

    ResponderEliminar