jueves, 6 de agosto de 2015

Dudas razonables



“Pórtense bien”, les dijo el gobernador de Veracruz a los periodistas de aquella entidad. Semanas después aparece asesinado Rubén Espinosa, quien por cierto, varias veces expresó estar amenazado por el mandatario jarocho. Nadia Vera, otra de las mujeres ejecutadas, también temía por su vida y responsabilizaba a Javier Duarte por lo que le pudiera suceder.

El resto es de todos conocido. Sin embargo me surgen varias dudas razonables,  ¿de verdad creen tan tonto al gobernador de Veracruz? ¿En serio creen que se echaría a la uña una ejecución de ese tamaño? ¿Así de violenta y, sobre todo, escandalosa? ¿Por qué ejecutar a un periodista y a una activista que ya habían salido corriendo de su jurisdicción? ¿Y para qué rematar con las otras tres personas? ¿De veras estaba tan enojado? Por eso, como dijo José Alfredo: “Aunque quisiera yo, no puedo comprender, no sé, no me lo explico”. 

Porque el señor Duarte puede ser todo lo siniestro que ustedes quieran, pero no es tan idiota. Su horno no está para este tipo de bollos.

Pero ¿quién sabe? Quizá sí tuvo algo que ver. Quizá se le adelantaron. Quizá no y la cosa viene por otro lado. Quizá la pista sea la colombiana de identidad desconocida. Quizá nunca lo sabremos. Y con nuestras perspicaces autoridades, dudo muchísimo que todo se aclare.

Por lo pronto cinco familias lloran una pérdida irreparable. Por lo pronto nadie sabe, nadie supo, como siempre…

Obituario: El presidente Peña se va de vacaciones, ¿esa es buena o es mala noticia? He ahí otra duda razonable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario