lunes, 28 de noviembre de 2016

¿Héroe o Villano?



Se fue Fidel Castro, una figura sin la cual no se entendería el mundo en el que vivimos. Un hombre emblemático, polémico, controvertido, una leyenda, un mito. El comandante dejó este mundo. Y dejó un legado que se seguirá debatiendo por los siglos de los siglos… Amén.

Por un lado:

Se subió a un barco junto a otros 20 hombres y derrocó una dictadura. Desafiando así al imperio norteamericano. Eliminó el analfabetismo por completo. Bajó la mortalidad infantil de 42% a 4%. Formó más de 130 mil médicos, garantizando un médico por cada 130 personas, el mayor índice de médicos per cápita del mundo.
 
Logró tener la única nación latinoamericana sin desnutrición infantil, además de ser el único país latinoamericano sin problema de drogas, sin niños de la calle. Sobrevivió a más de 600 atentados contra su vida y a 11 presidentes norteamericanos que intentaron derrocarlo. Además de resistir 50 años de bloqueo y guerra económica.

Por el otro:

El precio que la isla pagó por todo lo anterior es espantoso. La represión política de Castro fue brutal. Ejecuciones masivas de funcionarios de Batista, campos de concentración para homosexuales y lesbianas. Expulsiones y castigos para todos los disidentes, así fueran cantantes, compositores, escritores o artistas. Empobreció a Cuba a través de un programa de control estatal total. El país, en gran parte, hoy depende de los turistas, muchos de los cuales son atraídos por el comercio sexual, que es totalmente legal. 

Todo lo anterior, que quede claro, dicho a grandes rasgos. Yo pongo la pelota, usted chútela, amable lector. ¿Fidel Castro está en el cielo acostado cómodamente en una nube o se quema de fea forma en el infierno?

Obituario: Ya mero cae Duarte, aguanten, ya mero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario