lunes, 17 de abril de 2017

Captura de emergencia



En el Estado de México, las cosas para Alfredo Del Mazo y el PRI deben estar muy mal. Miren que agarrar a Javier Duarte para tratar de salvar la elección, en fin. Yo estaba seguro que el angelito veracruzano caería a finales de este año o a principios del que viene, cuando ya hubiera candidato oficial a la presidencia. Pero me equivoqué, rompieron antes el cristal de la emergencia y sacaron al prófugo más buscado del momento para poder subir los bonos de un candidato que pinta peor que Frida. La pregunta es ¿le ayudará de algo?

Mientras tanto bien por las autoridades mexicanas, quienes, tras meses de incesante búsqueda dieron con el malhechor desalmado que desfalcó al pueblo de Veracruz. ¡Un triunfo más de la reputada inteligencia mexicana!

Y, al momento de la captura, Javier Duarte se reía, bromeaba con sus captores, en un video que circuló en las redes se escucha decir al exgobernador a alguien fuera de cuadro: “¿Qué lo estoy molestando o qué?, ¿ya te están fregando a ti?” ¿Será ironía, preocupación, o algo más?

Seguramente se ríe porque conoce a los jueces y a la justicia mexicanos. Se ríe porque sabe que en este país la justicia es para los ricos y él tiene todo el oro del mundo. Se ríe porque se sabe parte del sistema, porque nadie va a tocar a sus hijos ni a su esposa (quien merece la abundancia) y porque, seguramente, en prisión estará bastante a gusto y tendrá muchísimos privilegios. Se ríe porque está en México y México se ha vuelto un lugar de risa loca.

Aunque, ¿quién sabe? Así se reían La Barbie y Guillermo Padrés y, ya ven ustedes, después hasta se pusieron en huelga de hambre. Quizá todavía podemos confiar.

Obituario: #MeDuelesCruzAzul

No hay comentarios:

Publicar un comentario