martes, 20 de junio de 2017

El Underwood tlaxcalteca



Miguel Ángel Covarrubias, ex alcalde del municipio de San Damián Texoloc, Tlaxcala, lo logró su cometido… estar en boca de todos, para mal, pero lo logró. Ahora todo mundo sabe perfectamente que es un imbécil.

El Underwood tlaxcalteca publicó un video donde ofrece un discurso icónico, uno idéntico al que Frank Underwood –interpretado por mi querido, admirado y multipremiado Kevin Spacey- dirige a los estadounidenses en “House of Cards”.

Y Miguel Ángel no copió solamente el discurso, también la música y el lenguaje corporal. 

Así, el ex alcalde aseguró que no copió el discurso, “hice una referencia clara” a Frank Underwood para hacer el video viral; misión cumplida. Ajá, pero hay publicidad buena y publicidad mala, se puso en el mapa, pero ¿de qué forma?

“Al final del día nuestro propósito viral se cumplió, creo que debemos utilizar esto de manera positiva”, dijo en entrevista para Milenio. O sea ¿cómo?

Netflix no lo tomó de esa manera y aseguró que la “imitación no es la mejor manera de adular”. Sin embargo, Covarrubias mantiene su postura y, necio como es, se sigue defendiendo.

Independientemente de todo, Don Fank Underwood no es, ni debe ser, ninguna inspiración. Tras una apariencia sensata y pragmática, el siniestro personaje oculta un temperamento maquiavélico y perverso. Tiene como ambición principal liderar el mundo. Trata de controlar todos los canales de información posibles, e incluso se acerca a algunos medios que le aseguren una prensa dócil. Es frío como el viento y peligroso como el mar. Es un asesino que mata sin ningún remordimiento, es un tipo calculador, terrible y temible que logrará su objetivo a pesar de todo y de todos, sin que le importe pisar, sobajar, torturar o asesinar a todo aquél que se le ponga en el camino. Así está construido Frank Underwood. Y es alguien que, por supuesto, no merece ningún tipo de admiración, adulación, ni comparación. Conste que hablo del personaje, porque Kevin Spacey… ¡Kevin Spacey es dios!

Obituario: Ricardo Monreal quiere gobernar la CDMX… ¡Vaya sorpresa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario