martes, 27 de enero de 2015

Cuauh, el político





El Partido Social Demócrata de Morelos tiene su registro estatal. Nació después de que en el 2009 el extinto Partido Social Demócrata perdiera su registro nacional. Al no alcanzar el 2% que se requiere para seguir cobrando las millonarias partidas que amablemente les hacemos llegar con nuestros impuestos.  Es parte de la “chiquillada” que busca agarrarse de lo que sea para lograr tal cometido. Ese 2%, no es mucho (bueno, para ellos sí). El clavo está ardiendo, pero ni modo, no hay de otra, hay qué agarrarlo.

Necesitan pues, bombazos, golpes mediáticos. Por eso, los social demócratas le echaron un grito a Cuauhtémoc Blanco, talentoso futbolista, un genio, famoso por su inteligencia, viveza, habilidad, contundencia, temple, carácter, destreza y maestría, todo esto dentro de la cancha, claro. Quieren que sea alcalde de Cuernavaca. Bueno no, quieren que haga campaña y compita por la alcaldía de Cuernavaca.

Él ya empezó a jugar, le tocaron el balón por la izquierda cuando le preguntaron si había un contrato de por medio. Blanco lo bajó con el pecho, lo controló con la zurda y dijo, fiel a su estilo: “Ni madres cabrón, vengo a romperme la madre como lo he hecho en el equipo, aquí por Cuernavaca”. La valentía y el arrojo es parte misma de la naturaleza de este histórico “10”, ya lo amenazaron, los poderosos no quieren que participe en este proceso. Él no les tiene ningún miedo: "Soy una persona como ustedes, pero considero que ya es el momento de que tomemos el control y solucionemos los problemas que ellos, los políticos, no han querido solucionar durante años.” ¡Eso chingao! Así se habla. Mi Temo hará lo suyo, también se llevará una muy buena lana. ¿A poco mucho amor por Morelos? A otro hueso con ese perro. Por supuesto que no va a ganar, no tiene ni el perfil, ni el conocimiento, ni el tiempo, ni las ganas; pero generará votos para su partido. Votos, no credibilidad, ni autoridad moral, votos. Pero eso no importa, lo que urge es mantener el registro. Lo demás, es lo de menos.

Obituario: Florence Cassez está demandando al ex presidente Calderón, a funcionarios de su gobierno, a Televisa y a dos periodistas, por daño moral y pide ¡36 millones de dólares! Para cómo se manejan las cosas, no dude usted que se los den.

No hay comentarios:

Publicar un comentario