jueves, 29 de enero de 2015

Una clara explicación



Mire usted, yo aquí, procurando justicia, allá los normalistas, acá los Abarca, y luego, el baile, y el evento, y la luz de San Marcos, porque ¿a poco no tocan bien bonito? Es buen detalle. Sí, para cantar y bailar. Pero entonces les dispararon, pero sí estaban, aunque no les pegaron, pero estaban por ahí, ¿A poco no? No hay derecho, impertinentes, no se vale… A lo mejor ni andaban. Pero hay testigos, muchos, hasta los que iban pasando, que ni vela traían. Y también les tocó. Allá dicen que acá, acá dicen que allá, pero pos la cosa es que los desaparecieron ¿no?

¿Para qué seguirle? Mejor cerramos el caso y ya no nos entretenemos, porque hay dos versiones, pero la verdad es una y alguien la tiene ¿no? Y entonces una versión es mentira, alguien miente… Ahí está el verdadero detalle.

Entendámonos bien, yo, por eso, ya dije que los quemaron en un campo abierto, lo otro, pues usted sabe mi jefe, no se vale, tú, yo, acá, allá, que si unos goles, que ni se acuerdan, que no saben… La vida del normalista no es fácil… ¿Y qué tal que aparecen? ¿Y por qué no le preguntan a los demás? ¿Y luego los papás? 

Por eso uno, mire usted, se cuida ¿no? No sale seguido, no se mete nada, la vida es así, nada más tantito, porque yo, cuando me dijeron, pos actué, uno es la autoridad, el pueblo es chico, no cabe uno ¿y qué si es cierto? Porque nadie vio, entonces por eso hay que investigar, para saber, la realidad, por eso digo que alguien sí sabe, ¿pero qué se gana? Ni se cuidaban ¿no? Y luego pos alborotando, pero no, eso no debe ser, ¿no? Entonces por eso digo, que pregunten, déjennos investigar… Ellos allá, yo acá, entonces vengo y subo allá, y comenzamos y digo, entonces lo reconozco, pero ¿qué versión creer? ¿La de los otros? Porque esos ni estaba, y luego yo tampoco y ya lo demás pos está muy claro… Ya ve usted, un detallito así, en la vida, hace la desgracia o la felicidad… pero nomás por el momento, y los momentos pasan y luego los minutos y los segundos, y de segundo en segundo agarra uno su segundo aire… ¡Y Ayotzinapa tan chula y uno tan enamorado!

Cuando el Abarca, y luego la esposa y el gober, y conforme los tres, porque los escondieron, pero no los escondieron, yo me fui, porque no me fui, siempre estuve, y salí porque me andaban buscando y luego pos usted sabe que uno es desconfiado. Viendo la tele, ya descansando ¿no? Y luego la conferencia, no es justo, bien larga oiga, uno está a gusto y llegan a molestar. Pero ahí voy y yo digo lo que hay y me canso. ¡Porque uno se cansa! ¿A poco no? Y luego me acusan pos de lo que me acusan ¿no? Puro hashtag. Uno es gente, la gente lo empezó a decir así, pero pos no es de dios, ¿usted cree que nomás eso? Uno se arriesga, desquita el sueldo, no se vale…

Porque usted dispara o no dispara, los  encuentra o no, porque no se le puede obligar al individuo, pero si un obús agarra una dirección directa y pellizca la circunferencia y la ley de gravedad que consiste en que se cae en el basurero y ya agarra fuerza, pero siguiendo la línea que distrae a la confusión resolutiva, de manera que uno dice bueno, muy bien, desde antes… Por eso yo lo que exijo es una disculpa del responsable y del otro señor y de todos porque ya me cayeron muy gordos…

Obituario: AMLO ya empezó a repartir candidaturas… A ver si me toca algo a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario