martes, 6 de enero de 2015

Vota por Lagrimita (y Costel)



Guillermo Cienfuegos Pérez y Costel Cienfuegos Sifuentes, mejor conocidos como “Lagrimita y Costel” (así es, el verdadero nombre de Costel es “Costel”) ya preparan su estrategia para ganar los votos de sus simpatizantes y fans de Guadalajara y así aspirar a ser alcalde y regidor, respectivamente, de esa entidad en las próximas elecciones intermedias del 7 de junio de 2015.

Es un lugar común decir que los gobernantes de nuestro país son incompetentes, ineficaces, ignorantes, flojos, apáticos y muchos adjetivos más. El grueso de la población los percibe así quizá porque muy rara vez dan resultados. Se supone que deben ser gente preparada, capaz, con vocación de servicio, comprometidos, en fin…

Por todo lo anterior, las intenciones de este par de payasos (en el sentido más literal) han generado comentarios encontrados, sus detractores afirman que los  también cantantes no cuentan con la capacidad para convertirse en gobernantes…

Y yo pregunto: ¿Lagrimita y Costel denigran a la política? ¿Es el creador de la frase “¡qué barato!” menos o más bufón que todos los que ocupan un cargo de elección popular? ¿Está mal que un par de bufones de televisión que no tienen un perfil para la candidatura, que no tienen la preparación, ni la experiencia para desempeñarse en la administración pública o federal y que además (eso sí) cantan divertidas canciones, hacen reír y entretienen a las masas, tengan la ilusión de poner su granito de arena para construir un país mejor?

En México, desde hace mucho tiempo (la verdad ya ni sé cuánto) la ciudadanía está harta de la clase política. Harta de los mismos candidatos, harta de los mismos discursos y harta de que siempre le “doren la píldora” con las mismas promesas, las mismas palabras y los mismos ofrecimientos. También está harta de que, al final, pasadas las campañas y las elecciones, nada es cierto, nada se cumple y todo sigue como siempre, o peor… 

Por eso, Lagrimita e hijo pueden tener éxito, la clase política en este páis, por su modo de conducirse, cada vez es más descarada y más cínica. Por eso los payasitos de la tele podrían sumar más adeptos y demostrar que los mexicanos preferimos elegir a un par de payasos porque estamos hartos de la corrupción de los políticos… 

Ya Mickey Mouse, Cantinflas y Juan Gabriel han ganado elecciones (solo que nadie les avisó). Quizá esta vez Guadalajara tenga la alcaldía y la regiduría más divertidas de México. Eso sí, los electores deben conocer y analizar todas las opciones, para poder tomar la mejor decisión (¡qué bonito se oye!)…

Obituario: Este 2015 pinta como Frida, ¡de la chingada! Pero ánimo, somos más fuertes que cualquier inclemencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario