martes, 16 de junio de 2015

Miedo



Seamos honestos, usted tiene miedo, yo también tengo miedo. Miedo de subirse a un taxi, de abordar un microbús, de caminar por las calles, hasta de entrar a alguna tienda o ir de compras a alguna plaza. Tenemos miedo, mucho miedo de que nos salga algún malandro de esos que con la mano en la cintura nos asaltan y nos quitan todo lo que se puede, incluso la vida.

Estamos jugando ruleta rusa y la bala puede salir en cualquier momento. Ya lo dice la biblia -y no soy cristiano, ni acepto propaganda protestante, ni de ninguna otra secta- "por tanto, manténganse alerta, porque nadie sabe ni el día ni la hora." Mateo 25:13. ¡Claro que la leo!

La cuestión es que ese miedo debería cambiar de lado. Los malhechores desalmados son los que deberían salir a chambear muertos de miedo. Ellos son los que deberían pensar “chale, me la voy a rifar, pero igual en el micro me linchan o me mata un poli”. Pero no es así, ellos salen muy gustosos a ponernos en la madre. Saben que si los llegan a agarrar salen “en corto”, “¡arre Lulú! ¿Sí o no ese?”

Algo debería cambiar en las leyes de este precioso país. Algo debería arreglarse. Somos presas del pánico en nuestra propia casa y vivimos angustiados. Ellos no, ellos están cagados, pero de la risa.

Por eso, la verdad, me dio gusto ver que la semana pasada le dispararon a un tipo que intentaba robar un auto. Qué bueno que lo hirieron, qué bueno que lo detuvieron y qué bueno que en su chingada vida va a volver a caminar. ¡Me alegro! A ver si les sirve de amenaza a los demás hijos−de−su−puta−madre que nos acechan a diario.

Ajá, leo la biblia, pero en este caso el dolor ajeno me llena de satisfacción. ¿Vieron la cara que puso cuando el agente llegó a desarmarlo? ¿No que muy chingón? El valor se fue corriendo junto con sus compas, con rumbo desconocido. Y jamás volverá…

Y por supuesto, muchos aplausos para el elemento que realizó tan valiente acción. En este caso, el reconocimiento social es lo más importante, porque dudo que mi Miguel Ángel Mancera le entre con algo. Ese hombre ya tiene su mente en el 2018…

Obituario: Sigo sin creerlo, ¿de veras, de veras Cuauhtémoc Blanco va a gobernar Cuernavaca? ¡Felicidades! ¡Nivelazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario