lunes, 9 de enero de 2017

¿Quién los manda?



“Los que convocan a participar en saqueos no son ciudadanos, son raterillos o porros pagados por el gobierno para disminuir las protestas contra el #Megagasolinazo”, decía un mensaje que me llegó por whatsapp hace unos días.

Y ya ven ustedes, las redes y su inmensa sabiduría que nos empapan de conocimiento y nos dan la luz que necesitamos para despertar. Ahí, se dice que el único que gana con estos hechos –los saqueos- es el mismo gobierno que se veía atemorizado por las movilizaciones contra el aumento a la gasolina, al mismo tiempo le da la posibilidad de sacar al ejército a las calles, ahora sí, a reprimir, pero no a los delincuentes, sino a los que luchan, a los activistas, a los hombres de buena voluntad. Según Twitter y Facebook, el fin, al sacar al ejército a la calle y militarizar al país, no es terminar con el delincuencia, ni con el saqueo, sino con la protesta social. Solamente es el prólogo de una lucha más encarnizada y sangrienta. ¡Maldito gobierno represor! 

Teorías hay muchas, pero detengámonos a pensar un poco… Con todo el malestar social que existe, ¿está el gobierno federal para patrocinar saqueadores? ¿De verdad le sirve? ¿O quizá le conviene a alguien más que una bola de ratas infundan y difundan la histeria y la sicosis? Digo, opositores hay por todos lados. Cualquiera puede armar un grupito de choque y desvalijar un Oxxo en nombre del pueblo adolorido. Cualquiera puede reclutar quince Kevins y diez Bryans para asaltar a la mamá Lucha mientras gritan consignas contra el mal gobierno. Cualquiera. Entendámonos bien, a veces los mandan, pero otras veces se mandan solos. Y la ocasión se pinta calva. Si el río está revuelto los que ganan son los pescadores.

Y otra cosa, los atracos tienen como fin –según dicen- que se nos olvide el gasolinazo, desviar la atención y pasar la página. Ajá, sí. ¡Pues cambien de estrategia, porque yo, y seguramente usted también, amable lector, lo tengo bien presente cada que en el tablero de mi coche se enciende la luz de reserva!

Obituario: Otra vez tengo fe… #PorLaNovena

No hay comentarios:

Publicar un comentario