martes, 23 de diciembre de 2014

Distinguido delegado



La camioneta Jeep Cherokee, placas 588-ZVH, que en la madrugada del miércoles pasado chocó el intachable jefe delegacional de Iztapalapa, Jesús Valencia, pertenece a uno de sus proveedores, a quien se le han adjudicado diversos contratos para obras y servicios, entre ellos uno del orden de 48 millones de pesos. ¡Háganme el favor!

Eso sí, el funcionario explicó que la unidad, que cuesta casi un millón de pesos se la prestó su amigo Luis Molleda, uno de los “muchos proveedores” de la demarcación.

“Nosotros tenemos un círculo cercano con políticos, empresarios, vecinos, con quienes nos movemos y hacemos amistad. Uno de ellos es él. La otra sería decir no, no es cierto, pero es mi cuate, lo conozco desde hace muchos años. Le dije préstamela, para ver si cambio la mía. Me la presta un fin de semana y la choco”, explicó mi Chucho. 

Claro, antes ya había manifestado que venía texteando. No, que venía medio “cruzado” porque se tomó unas medicinas que le hicieron circo. No, tampoco, que se andaba durmiendo por culpa del ativán que se tomó. No, tampoco, que se sentía mal y le urgía llegar a casa (en el Pedregal, claro, ¿a poco creían que vive en Iztapalapa? ¡Por Dios!)

Ah no, pero la camioneta sí es suya, nada más que la está pagando, aunque no especificó cómo, ni a quién. La trocota está registrada como propiedad de un contratista con domicilio en el número 909 de Canal Nacional, en la colonia CTM Culhuacán, delegación Coyoacán. Aunque si buscan ese domicilio en los mapas de Google simplemente no existe. Yo vivo por ahí y no, no existe.

En fin, Un caso más de corrupción. Mancera guarda silencio y lo reduce a un asunto personal. Navarrete, presidente del PRD, se hace de la vista gorda. El país en crisis, los políticos sin credibilidad. El Delegado tiene que dar una explicación. Pero una explicación convincente.

Obituario: ¿Cuál es la diferencia entre recibir una casa blanca y una camionetita?
El sapo. Porque ya saben, según el sapo, es la pedrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario