jueves, 19 de mayo de 2016

La iglesia y el matrimonio gay





El presidente Enrique Peña Nieto anunció que el Estado mexicano garantizará la unión legal entre personas del mismo sexo en todo el país… Es decir, si usted tiene una pareja de su mismo sexo, ya se podrán casar en cualquier parte del país, será constitucional. Sí, así como lo lee. Por favor no se escandalice.

Cada quién tiene derecho de hacer de su vida un papalote, si usted se quiere matar, mátese, si quiere aventarse de un puente, ¡adelante! Si quiere ver el chavo del ocho y el señor de los cielos todo el día, ¡hágalo! Muy su cuerpo y su mente. Nada más procure no dañar a terceros, no perjudicar la vida de los demás. Si usted quiere casarse, aunque no se lo recomiendo, ¡cásese! ¡Viva su infierno personal! Si es con un hombre o con una mujer es lo de menos. ¡Viva, sea feliz, disfrute su estancia en este mundo y haga lo que se le dé su regalada gana! Nada más, insisto, no perjudique al amigo. Por todo lo anterior, desde esta ventana le envío una gran felicitación al señor presidente. Si la cosa es populista, o tiene qué ver con que anda de quedabien por su bajísimo nivel de aceptación no me importa. La decisión es una gran decisión.

Pero, como todos sabemos, nunca falta un gorgojo en el frijol. Para la iglesia católica, esa defensora de la familia y las buenas costumbres, Peña Nieto busca, con su propuesta, “destruir a la familia como base social”, al tiempo que le dará “más poder a la dictadura gay, encargada de oprimir y censurar a toda la sociedad que piense diferente a ella”. ¡Háganme el favor! El chiste se cuanta solo.

Ah, pero eso no es todo, todavía exhortaron al presidente de México a “que recapacite, y evite imponer desde arriba la visión particular de algunos grupos y comunidades. Romper con la finalidad del Matrimonio y dañar más nuestro tan lastimado tejido social no es el camino para reivindicar demandas y agravios”. Tienen razón, su camino de cerrazón, oscuridad y tinieblas, sin duda, es mucho mejor. 

Dios bendiga la modernidad, la apertura y la libertad de acción y pensamiento. ¿A poco no, señores de sotana?

Obituario: Que en Coyoacán regalan dinero electrónico en vísperas de la elección constituyente… Por favor, no le levanten falsos a Valentín. Él no aprendió nada de Mauricio Toledo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario