miércoles, 13 de julio de 2016

El rey del pop, ese monstruo



Michael Jackson era un ser de luz, bondadoso, tan tierno, tan angelado, tímido, quizá por el terrible maltrato que sufrió por parte de su padre cuando era niño… Era un genio, talentoso, inteligente, un verdadero prodigio, el gran Rey del pop. Siempre preocupado por el mundo, por la paz, por la humanidad, por la niñez, sí, por la niñez… Le encantaban los niños. Él mismo aceptó alguna vez que le gustaba jugar con ellos, dormir con ellos, bañarlos… No dijo más, estaba en la televisión y Michael no se iba a dar un tiro en el pie.

Lo acusaron de abuso a menores muchas veces. Hubo un caso en el que lo absolvieron de todo cargo por falta de pruebas. Pagó millones de dólares para que le dejaran de dar lata. El padre del chico afectado tomó el dinero, se llenó las bolsas, retiró los cargos y se calló el hocico... Sí, la justicia es ciega. 

Es ciega, pero a veces, aunque sea a tientas, pega y pega con fuerza.

Hace unos días Macaulay Culkin, aseguró que en su niñez vivió un infierno al lado de Michael Jackson. Confesó ante periodistas cómo ocurrieron los abusos, los cuales surgieron después de haber mantenido una amistad con Jackson. "Michael y yo fuimos grandes amigos, él me amaba y yo también llegué a amarlo, me contaba historias y fue una especie de guía para mí. Yo era muy joven y famoso, para mí una vida normal no era una opción y su amistad me ayudó mucho a lidiar con mis problema”, declaró. Sin embargo, tras varios meses, "Michael abusó de mí muchas veces, incluso una vez, en la casa de mis padres mientras ellos dormían. Por eso caí en las drogas", dijo. Aparentemente, Culkin habría recibido amenazas de Jackson para que no dijera nada sobre los abusos. El actor señaló que tomó la decisión de hacer pública esta información después de que el FBI sacara a la luz varias evidencias que acusan al cantante con violaciones contra niños y otras personas.

Claro que mi pobre angelito no  fue el único. Según The New York Post, en su momento, el cantante habría pagado casi 200 millones de dólares a 20 víctimas para silenciar el escándalo. Eso sí, dinero tenía y mucho.

Michael Jackson está muerto desde hace siete años, sin embargo, dudo que un monstruo de esta calaña pueda descansar en paz.

Obituario: Donald Trump pagó 120 millones de dólares por ir a cenar con Salmita… Y el imbécil no fue. ¡Vaya imbécil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario