jueves, 5 de marzo de 2015

Layín, el caballero



El elegante presidente municipal de San Blas, Hilario Ramírez Villanueva “Layín” –desconozco el porqué del ridículo apodo− ya había brincado a la escena pública el año pasado, cuando admitió que, durante su anterior administración −gobernó el mismo municipio del 2008 al 2011− “sí robo, pero poquito”… Dijo que la presidencia municipal “está bien pobre. Le di una rasuradita, nomás una rasuradita, pero con lo que con esta mano me robaba, con esta mano se lo daba a los pobres”. Ay ajá.

Hay que aceptar que es simpático el pelao. Sombrero, botas picudas, cinturón piteado, pantalón vaquero y camisa desabotonada para mostrar el pelo en pecho. Bigote tupido y sonrisa franca. Un verdadero Vicente Fox región 4 (háganme el favor). Se define como “un tipo que me gusta mucho la broma y la vacilada”.

Y así, entre broma y vacilada, el sábado pasado festejó su cumpleaños. Pero lo festejó a lo grande y no tonterías. La invitación fue para todos, llegaron casi cien mil personas, y hubo  ruidito, traguito y taquito para todos. Porque mi Layín será lo que sea, pero Pichicato no es. Mire usted: 

50 mil cartones de cerveza: 13 millones de pesos
50 reses para birria: 600 mil pesos.
Meseros y mobiliario: 250 mil pesos.
Banda El Recodo de Don Cruz Lizárraga (para amenizar tan magno evento): un millón 200 mil pesos.
Total: 15 millones, 50 mil pesos.

Seguro que los gana en un par de meses ¿no? Además, los bancos son muy generosos.

Ya entrado en gastos, contento por cumplir 44 años y estar en la plenitud del poder, la gloria y ser tan amado y consentido por su pueblo, seguramente con un par de tragos encima y al ritmo del “Recodo”, el señor presidente bailó, manoseó y en dos ocasiones le levantó la falda a una chica –menor de edad, por cierto−, eso, para él fue muy chistoso, estaba botado de la risa, Layín es así, cotorro, loquillo, ocurrente, tiene chispa, pues.

Ahora después de tan divertido gracejo, viene la cruda,  “ahora ya me miro y digo: ¡ah cabrón!, no está bien, estoy arrepentido, es una gran ofensa para la mujer porque yo provengo de una mujer", dijo Ramírez Villanueva. "Cuando está uno alegre y las mujeres están alegres, no mide uno, no es pretexto, pero le pido una disculpa a la niña Rosita, a toda su familia y a todas las mujeres del mundo, porque soy una persona seria, responsable, sé lo que hago y no lo hice con mala intención”. Ok, está bien, ya con eso. Al fin el reventón estuvo increíble. Y el año que entra va a ir Vicente Fernández y en 2017 Los Tigres del norte. ¡Te perdonamos todo Layín! ¡Eres único!

Por lo pronto, Diputadas federales llamaron ya al órgano de control y al Congreso de Nayarit a investigar y, de ser el caso, sancionar al alcalde de San Blas, por presunta discriminación, violencia de género y uso irregular de recursos públicos. A ver si se sigue riendo.
Qué triste, vaya clase de gobernantes. Qué pena.

Obituario: Según sus palabras, “la Tuta” lideraba una banda de pendejos… No, pos sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario