martes, 10 de marzo de 2015

#TheDress



Sofía Castro se sumó a la comitiva y se lanzó a conocer a la Reina Isabel II. Por supuesto que no podía perderse esa oportunidad. Total, a los premios Tv y novelas puede ir el próximo año. Durante la visita de Estado del presidente Enrique Peña Nieto al Reino Unido, la hija de nuestra primera dama lució un precioso vestido cuyo costo rebasa los 100 mil pesos.

El dato fue subido a Instagram, cortesía del indiscreto modisto Aldo Rendón, quien por cierto, (¿cómo para qué?), también viajó a Reino Unido. En la fotografía se ve a la joven portando el vestido de lana negro con aplicaciones en gris de la marca Dolce & Gabbana, valuado en siete mil 275 dólares, unos 114 mil 799 pesos (ok, para cómo está el dólar, mañana va a costar más). El singular vestidito cuesta un poquito más del doble que el atuendo rojo que portó su madre en la cena de gala con la realeza británica, de la marca Valentino, que tiene precio de unos 44 mil pesos.

Y yo entiendo que la señora Rivera tenga que vestir caro, ni modo de ir a Buckingham vestida de tehuana. No, no tengo nada contra las tehuanas, pero la etiqueta es la etiqueta. 

Eso sí, la princesita Sofía podía haberse puesto algo más baratito ¿no? Digo, un vestido de esos que usan en el foro 6, o le hubiera pedido dinero a su papá, el güero,  para comprarse una blusita, una faldita y unos zapatos. O se hubiera puesto algún relingo de esos que ya no le quedan a su mami. No, para nada, la señorita se enfundó más de cien mil pesos, un pequeño lujo, caro sí, pero no todos los sexenios se es entenada del presidente.

Pero lo peor del caso no es cuánto gastó en el vestido, ni quién lo pagó, o con el dinero de quién se pagó. ¡No! Lo peor es la vergüenza, la pena y la tremenda estupidez de ponerse la misma prenda que usó en noviembre pasado la abogada Amal Alamuddin, esposa de George Clooney, también en una visita a Londres. ¡Por Dios! ¡Oso total!

Obituario: “El gobierno debe dialogar con el crimen”, dice el expresidente Vicente Fox… Una prueba más de que el prozac destruye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario