jueves, 5 de noviembre de 2015

Mota recreativa



La mariguana es una bonita planta de cuya resina, hojas y flores se obtienen sustancias psicoactivas. Es la droga ilegal de mayor consumo en la población mexicana. Y sí, sí hace daño, no todo lo que tenga que ver con pachequez es chido y nice…

Primero hay que decir que provoca adicción. Luego, aclarar que la motita altera las vías respiratorias, cardiovasculares y el sistema endócrino, provoca problemas en la memoria y el aprendizaje. También daña ña salud mental, provoca depresión, pánico, ansiedad y hasta esquizofrenia. 

Cuando la sustancia activa de la mariguana, el tetrahidrocannabinol (hasta el nombre está pacheco), entra al cerebro hace que el usuario se sienta eufórico, bien high, porque actúa sobre el sistema cerebral de gratificación. Viene la euforia y luego la relajación, aumenta la percepción, se abren los sentidos, viene la risa, la percepción alterada del tiempo y el aumento en el apetito. Cuando pasa todo eso viene el sueño y después la depresión. A veces, quemarle las patas al diablo produce ansiedad, temor, taquicardia, desconfianza y pánico.

La mariguana cambia la estructura de las células del esperma, deformándolas. Además, pequeñas cantidades de marihuana pueden causar esterilidad temporal en el hombre. El uso de la marihuana puede alterar el ciclo de la menstruación en la mujer.

Claro, éstas son solamente algunas reacciones. Seguro habrá más. Y por supuesto que el alcohol y el tabaco también son sumamente dañinos. Pero no se preocupe, al final, usted y solo usted es dueño de su cuerpo y de lo que hace con él. Usted decide sobre su salud y sobre su vida. ¿Quiere morir lentamente experimentando el rico pasón que provoca un churro? ¡Adelante! Be my guest…

Obituario: ¿Qué? Chale, ¡qué pasotes con tamaños zapatitos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario