jueves, 19 de noviembre de 2015

AMLO en mi sopa





Manlio Fabio Beltrones, flamante presidente nacional del PRI, está que trina del coraje. Acusó a Andrés Manuel López Obrador, líder nacional de Morena y villano favorito, de hacer uso “tramposo” de la ley al utilizar los tiempos oficiales para los partidos políticos a fin de promocionar su imagen con miras a ocupar una candidatura en el futuro… ¡Qué bárbaro mi Manlio! Usted sí que es una lumbrera. Tiene razón, el Peje se la pasa promoviendo su imagen en cualquier lugar que lo dejen. Para mí que ese señor quiere ser presidente.

El mandamás tricolor se quejó amargamente y dijo que quiere un piso parejo. Que el PRI también podría utilizar los tiempos oficiales para promover candidatos, pero no lo hará, porque sabe que eso es inmoral. Claro, y el PRI será lo que sea, ¡pero nunca inmoral!

Mientras, Andrés Manuel López Obrador se la pasa diciendo que no tiene nada de qué avergonzarse, que en todo este tiempo ha procurado, sin ser un redentor, hacer de su vida pública una línea recta (no lo ha logrado, pero de verdad lo intenta todos los días). El mesías tropical ha dicho muy claramente que lo acusan de llevar incluso 20 años promoviéndose para conseguir la silla presidencial. Y casi cínicamente expresa que lleva cerca de 40 años haciendo lo mismo: luchando con autenticidad y honradez por la justicia y la democracia. ¡Ay ajá!

Uno se ríe y el otro hace coraje. Andrés Manuel está hasta en la sopa, repartiendo a diestra y siniestra propuestas tan absurdas y ridículas como la de cacarear que ningún joven que quiera ingresar a la Universidad será rechazado… Sí, ok, muy bien. Pero yo insisto, ¿cómo Andrés? ¡¿Cómo?!

Ahí va el rayito de esperanza, en su caballito, rumbo al 2018, sumando fieles (otra vez). Ya veremos, quizá esta vez sí le alcanza. Manlio y los demás deben apurarse, porque ahorita nada más le ven el número.

Obituario: En Australia, el hijo del presidente filipino le dio flores a Paulinita Peña… Claro, él sí que la valora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario