martes, 1 de diciembre de 2015

Qué cosas suceden



Mi Yuri –famosa cantante mexicana− aparece en la pantalla de televisión regañando a la gente que aún no está lista para recibir el tan llevado y traído “apagón analógico”… La veracruzana advierte de lo que representará no ver la televisión de forma moderna, innovadora y actual. 

Ajá, sí, muy bonito. Pero a mi güera se le olvida que en este momento hay casi siete millones de mexicanos que no tienen para comprar el célebre codificador, y muchísimo menos para adquirir una televisión digital. Es más, hay más de diez millones que viven en pobreza extrema, ¡extrema! ¿Tú crees, mi querida jarocha, que están preocupados porque no van a ver la tele? Tampoco están pensando qué van a comer mañana. No, están pensando qué diablos van a comer hoy. La tele digital les viene valiendo un cacahuate…

Eso sí, el gobierno de la república, lindo, como es, “regaló” tres millones y medio de pantallas, para que el pueblo se siga entreteniendo y no se pierdan a Colunga en “Pasión y poder”. Si andaban tan dadivosos hubieran invertido en los otros siete millones ¿no?

No habrá vuelta atrás, el 17 de diciembre se baja el switch y el que alcanzó alcanzó. Si usted es de los afortunados que tiene su pantalla y su antenota, o paga su servicio de cable ¡felicidades! Ahora cuenta con miles de privilegios, de esos que otorga la televisión del futuro: Gran calidad en imagen y video, más canales y mejor contenido, útil información en pantalla y muchas cosas más. ¡Usted ya está instalado en la bendita modernidad! 

¿Y los pobres? ¡Ay, que se los lleve el carajo! Por eso son pobres…

Obituario: Pumas vs América… ¡Dios mío! No creo soportarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario