lunes, 7 de julio de 2014

#NoEraPenal


Después del penalti –que #NoEraPenal− que dejó fuera del mundial de Brasil a la selección nacional de futbol el ingenio del mexicano –como era de esperarse− no se hizo esperar. Decenas de “memes” mostraban el clavadazo de Arjen Robben y otros más se quejaban de la fatídica injusticia que cada cuatro años nos acompaña.

Pero lo que más me llamó la atención fue el falso llamado a una marcha para protestar contra la infamia cometida en tierras mundialistas –¡gracias Alberto Lati!-

Lo peor del caso es que, de ser en serio, esta invitación tendría más convocatoria que cualquier otra en el país. Los bloqueos de la semana pasada contra el “hoy no circula” no tuvieron eco porque ¿a quién le importan una bola de autos chatarra que van a dejar de circular? Ah, pero ese pinche Robben se aventó un holandés al frente y nos acuchilló. Terminó con el sueño de toda la patria y engañó al mundo con su farsa. ¡Eso es lo verdaderamente importante! Ojalá no gane el mundial, no se lo merece, por tramposo.

Es triste, muy triste. Pero desgraciadamente así somos. Mexicanos al grito de ¡futbol! No somos patriotas para lo que de verdad tendríamos qué serlo. Deberíamos ser mexicanos para votar responsablemente, para ceder el paso, para usar el cinturón de seguridad, para no pasarnos el alto, para usar el puente peatonal, para separar la basura y tirarla donde se debe, para respetar al de al lado, para trabajar duro, para no robarse la señal de cable o de internet, para pagar los impuestos que nos corresponden, para reciclar, para ayudar al vecino –o por lo menos saludarlo−, para no inventar pretextos y dejar de mentir, para no textear mientras manejamos, para no discriminar ni hacer bullyng, para leer un poquito más, para apagar la tele, para escuchar a quien lo necesita, para no estacionarnos en lugares prohibidos, para ceder el asiento en el metro, para ahorrar, para respetar, para luchar por este país. Por este país, no por su selección de futbol.

No hubiera sido Giovanni el que se tirara el clavado porque la cosa hubiera cambiado rotundamente: “Así somos, pícaros”. ¡Ay Lázaro Cárdenas, mira a tu pueblo!


Obituario: Mancera ordenó revisar el caso de los detenidos en Brasil. ¿Y?

No hay comentarios:

Publicar un comentario