jueves, 9 de abril de 2015

Choppers (de izquierda)





“En el PRD somos muy conscientes de lo que no funciona en México, Por eso desde hoy queremos ser tu voz…”
Sí, ajá, como sea. El caso es que arrancó la campaña de Silvano Aureoles por el gobierno de Michoacán (¡qué ganas de meterse en problemas!), así que la plana mayor de lo que queda del partido del sol azteca se dio cita en tierra purépecha. 

El terreno de la feria de Zitácuaro se convirtió en un precioso helipuerto, se levantó un poco de polvo, ¿pero a quién le importa? Cinco helicópteros aterrizaron, los mandamases amarillos llegaron a la cita, echaron porras, aplaudieron y sonrieron para la foto.

¿Pero por qué helicópteros? ¡Por Dios! Hasta la pregunta ofende… ¡Porque llevaban prisa y ya se les hacía tarde! El horario de verano estaba iniciando, era domingo de resurrección, puente vacacional, calor, tráfico, carreteras hasta el tope. Perdón, pero viajar así no es fácil, ni rápido, mucho menos cómodo.  Y el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega; el diputado federal, Antonio García Conejo; el ex senador, José Guadarrama y el líder nacional del PRD, Carlos Navarrete no podían faltar a tan esperado evento. Había que llegar como fuera. ¿A poco usted nunca se ha subido a un helicóptero para llegar, por ejemplo, al bautizo de su sobrino?

Entendámonos bien, el PRD usa transporte aéreo para ahorrar tiempo, no para irse de vacaciones, ni para llevar a la familia, tampoco son helicópteros oficiales ni nada por el estilo. Se llaman “aerotaxis” y son para emergencias, para urgencias, para llegar a cualquier lugar en chinga, pues. ¿Qué cuánto se gastaron? Ah, ahí sí no sé, nadie sabe, ni los distinguidos pasajeros tienen idea de cuánto se pagó. ¡Son cinco helicópteros! Cualquier cosa. Eso sí, cuando los señores tienen que caminar, caminan. Y cuando  tienen que trasladarse en vehículos modernos, pues lo hacen. Izquierda moderna, actual, fresca, cínica, desvergonzada.

Obituario: Ya en cartelera la nueva cinta: “Mancera vs AMLO, por un piso parejo”… Podría ser divertido…

No hay comentarios:

Publicar un comentario