jueves, 9 de julio de 2015

Hablando de animales



Entró en vigor la tan llevada, traída, controvertida y discutida reforma a Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos en el DF… Así que los circos se quedan sin animales. Adiós a los ositos, leoncitos, tiguercitos, changuitos, caballitos, elefantitos y hasta a los perritos que los payasos disfrazan de robots para darles cuerda (¡entrañable número!).

Bueno, sí, se salieron con la suya, le pusieron en la torre a un importante sector que vive de dar un espectáculo familiar. No voltearon a ver a las tiendas de mascotas, ni a los delfinarios, ni a la charrería, ni a las corridas de toros, etcétera, etcétera, etcétera… Pero eso es harina de otro costal.

La cuestión es que ya no se puede, se acabó, caput, ya no más. Ok, ¿y luego? ¿Qué rayos hago con mi león? Ah, bueno, la ley “contempla que los animales usados indebidamente en circos sean asegurados por autoridades de alguna de las 16 delegaciones del Distrito Federal”. Já, ¿de veras? ¿Las delegaciones? El chiste se cuenta solo.

Y como estos animales (los del circo) ya no supieron qué hacer con tal problema, decidieron anunciar que los cirqueros no pueden utilizar a sus bestias en el show, pero sí podrán exhibirlos... (¿?) Ajá, la misma cara puse yo. El titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Guillermo Haro advirtió que los empresarios de espectáculos circenses podrán conservar y exhibir a los animales siempre y cuando estos reciban el trato digno y respetuoso que requieren. De veras, yo ya no entendí nada. ¿Y entonces la ley que aprobaron qué? 

Y seguimos hablando de animales, este señor también dijo que las especies podrán ser vendidas a particulares que demuestren contar con los recursos necesarios para garantizar su óptima manutención y calidad de vida. “¿Me da dos leones y un oso polar, por favor? Sí, claro, para llevar”.

Pero sigan votando por el verde, mismo que ni es partido (es un negocio hermoso), ni es verde (apoya la pena de muerte), ni es ecologista (su líder vende preciosos manglares en Cancún)…

Obituario: Mancera, ¿qué haces? ¿Harakiri?

No hay comentarios:

Publicar un comentario