viernes, 13 de agosto de 2010

Babel

…Y nadie entendió nada…

Ayer, el presidente Calderón se reunió con los 32 gobernadores (sí Marcelo, tú también cuentas como gobernador) , bueno, 30, porque dos no pudieron asistir a tan importante evento. Ya antes se había reunido con los representantes de las iglesias (casi todas, los carmelitos de la orden del fénix no fueron requeridos), con los medios y con el poder judicial. Y el resultado fue el mismo de siempre: ¡pura demagogia! "No escatimamos recursos” dijo alguien, “hay qué coaptar los recursos de los narcos” apuntó alguien más, “es hora de un pacto nacional”, señaló otro. Y así, frases como “la ciudadanía espera más”, “abrir el debate”, “combatir sin miramientos”, “ser implacables”, “coordinarnos mejor”, “ser más responsables” y un largo etcétera se repitieron no solo ayer, sino toda la semana, y seguramente se seguirán repitiendo por un rato más.

Recordemos que el presidente Felipe Calderón convocó, desde el 2 de agosto, a ONG's, académicos, expertos en seguridad, asociaciones religiosas, partidos políticos, representantes del Poder Judicial y a los gobernadores para debatir la estrategia de seguridad contra el narcotráfico, ajá, pero ya lo dijo la destacada intelectual Lucero Hogaza: ¿y…?

Pues nada, el presidente les responde que sí, que tienen razón, que hay que trabajar, que México es un país hermoso, que bla, bla, bla...

Y a nosotros, los de a pie nos dejan en las mismas, no nos sirven los discursos, esto es como el amor, las promesas y las palabras se las lleva el viento, ¡se necesitamos hechos señores!

Mientras al país se lo está llevando la chingada, nuestros gobernantes debaten, platican, riñen, lidian, rivalizan. Claro, sin entenderse unos con otros, como si hablaran idiomas distintos, no hacen nada, no solucionan nada. Por eso hoy quiero parafrasear a Luz María Dávila, la mamá de dos jóvenes asesinados en Juárez: “No me diga que sí, ¡haga algo, señor Presidente!”

Obituario: El club América le debe lana a Cabañas, de eso sí se acuerda perfectamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario