lunes, 23 de agosto de 2010

Cuarto informe

El artículo 69 de la Constitución federal define los lineamientos con los que el primer mandatario dará cuenta de las actividades de la Federación durante los últimos 365 días: “En la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo de cada año de ejercicio del Congreso, el presidente de la República presentará un informe por escrito”, establece el precepto.

Ajá, sí, pero la ambigüedad de tal precepto deja lugar a muchas dudas, "presentará", dice el librito, pero no establece si debe acudir a leerlo al recinto donde se instala el congreso (que, por cierto, podría ser el patio de mi casa, aunque sea particular), si lo puede mandar con algún achichincle cercano o si lo puede enviar por DHL o UPS.

Entonces, por ese simple hecho, cada que septiembre se aproxima, nuestra singular clase política se política se enfrasca en tan inservible discusión.

No olvidemos que fue el congreso el que reformó la ley y prohibió que el Presidente en turno diera su informe en el Congreso, argumentando que ese era el dia del Presidente, que se cerraban calles y se molestaba a la ciudadania. Ahora, parte de ese mismo congreso le exige que regrese, ya no entiendo.

Tal vez Felipe Calderón piensa que debe, pero no puede, porque la rechifla, los gritos y los sombrerazos serán inevitables. Tal vez le recuerda al día que tomó posesión, ¡qué miedo! Seguro que ya no tiene ganas de tomas de televisión cerradas, puertas falsas, cadenas humanas, empujones, zopapos, codazos, ni close ups.

Que haga lo que quiera, de todos modos, el dos de septiembre, seguro hace su fiesta en Palacio Nacional y se chuta dos horas leyendo su precioso informe. Y nos va a decir que vamos ganando la guerra, que se crearon quinientos ochenta mil nuevos empleos, que se han construido más carreteras que en cualquier otro sexenio, que la educación va de maravilla, que la economía va mejor que nunca, que ya casi llegamos al primer mundo, que se construyeron muchas clínicas y hospitales y que en su sexenio ya tenemos más del doble de "ninis" que están instalados en la fiaca.

Obituario: En algún momento yo también fui "nini", pero cuando a mí me tocó no había tanta competencia.

3 comentarios:

  1. NINIS?
    Los que NI estudian NI trabajan NI nada de nada!
    osea que el ¿estudias o trabajas?, ya no se usa!

    En México son 7 o más millones, y en el mundo suman muchos más los jóvenes que no tienen un futuro o, si cuentan con él, éste es desesperanzador, desolador y penoso. Esta cantidad de ninis contra 580,000.00 empleos? ven que estamos en el hoyo y nos hunden y hunden y hunden...

    ResponderEliminar
  2. Jose Francisco Sanchez25 de agosto de 2010, 17:50

    Yo creo que deberia de presentarse y leer el informe que se de cuenta que no todos estamos agenos al desempeño que ha tenido durante su gestión, y como tu dices sabemos lo que dirá, pero el exponer logros y fracasos de un gobierno es parte de ser Presidente, en lo personal a mi me interesa ver su actitud y escuchar sus palabras.

    ResponderEliminar