jueves, 15 de octubre de 2015

Corrupción, pero de primer mundo



La política, el dinero y el poder siempre han estado mezclados. Los intereses privados de algunas personas y corporaciones intervienen en las decisiones del gobierno. Se llama corrupción. Y el poder económico manipula al poder político, pero claro, no en todos lados funciona igual. Hasta entre los micros hay rutas. Algunos países se caracterizan por tener y sostener instituciones democráticas fuertes que controlan la toma de decisiones. Sin embargo, en otros países las decisiones las toman a su antojo quienes tienen dinero y poder, ¿les suena conocido?

Pero no crean que sólo México y los países subdesarrollados y tercermundistas están llenos de esa porquería. Quizá en estos lares estemos más familiarizados con el acto y efecto de la pudrición. El Chapo se fugó por obvias razones. La verdad nadie se sorprendió. Hasta era de esperarse. Pero también en los lugares menos pensados se cuecen habas… Hablemos de dos ejemplos muy claros:

La FIFA, Blatter y sus compinches regados en todo el orbe han demostrado en los últimos meses que el negocio del fútbol tiene para dar y repartir. Qatar, Rusia y los que se acumulen esta semana están llenos de putrefacción. Coca cola, Mc Donalds, Budweiser y Visa los quieren a todos los líderes fuera. Ellos se niegan a dejar libre a la gallina de los balones de oro. Eso es todo, corrupción de primer mundo, de gran calidad. Pero eso sí, la pelota no se mancha.

Y en Alemania, ese ejemplo de decencia y rectitud, esa sociedad que se cae y se levanta, la quintaesencia del primer mundo, la automotriz Volskwagen utilizó un software en los autos con motores diesel que fabricaron desde el 2009 para manipular las emisiones tóxicas y así cumplir con los estándares requeridos en Estados Unidos. “¡Tú bájale ahí y decimos que contaminamos menos! Total, ¿quién se va a enterar?” O sea que se pasaron por la puerta de Brandeburgo las medidas que los reglamentan. Mientras son peras o manzanas, la compañía ya apartó 7300 millones de dólares para enfrentar los juicios que se les vienen encima. No son mexicanos, pero saben de corruptelas a gran escala, trabajos bien hechos, “primer nivel”, diría Trelles.

Pero no pensemos en el “mal de muchos…” Mejor tratemos de mejorar nosotros como individuos para tener un mundo más lindo. Ustedes y yo, todos nosotros, viviendo sin corrupción, no sé, piénsenlo…

Obituario: AMLO le regaló una hermosa medallita a Su Santidad Francisco... ¿y Juárez apá?

No hay comentarios:

Publicar un comentario