jueves, 8 de octubre de 2015

Duelo de fantoches



Uno se acaba de sentar en la silla del cerro, dicen que desde ahí se ven los pinos. El otro lleva quince años en campaña. Son como el agua y el aceite, pero en el fondo, tienen la misma esencia. Tienen puesto el disfraz del paladín. Vienen a salvar al país, quieren lo mejor para todos nosotros. Son lo que México estaba esperando.

En esta esquina, sin colores en los calzoncillos, el fanfarrón invicto que ganó por nocaut su última pelea, el recién coronado sheriff regio, el azote de la corrupción, el terror de la injusticia, el Bronco… ¡Jaime Rodríguez!

En esta otra, con unos calzoncillos multicolor (que no incluyen el azul, porque el PAN es el único partido que le falta), con un record de cero ganadas y dos perdidas, el rayito de esperanza, el mesías tropical, el gurú tabasqueño… ¡Andrés Manuel López Obrador!

Y la pelea empezó, desde ya se dedican a atacar al contrincante un día sí y el otro también. “¿De qué vives Andrés?” “Representas el salinismo”, “aguantaré como Rocky”, “eres más de lo mismo”, “no has sabido ganar”, “estás con la mafia del poder”, “no, tú eres la mafia del poder”, “eres amigo de Diego”, “tú eres un metiche”, “mi papá es bombero y te moja”…

Ese es el nivel, dos bufones que viven de prometer lo que saben que no van a cumplir. Nuevo León debe estar preparado para exigirle a Jaime Rodríguez todo lo que los capitalinos no le supimos exigir a Andrés Manuel entre el 2000 y el 2006…Que gobierne para los ciudadanos, no para la campaña presidencial. 

Mientras eso pasa, acomódese en su sillón favorito, destape su bebida y échese un buche de palomitas. Esta contienda va a dar mucho de qué hablar. Por lo pronto, yo no le voy ni al giro, ni al colorado.

Obituario: 41… Dicen que es un número mágico, ¿será?

No hay comentarios:

Publicar un comentario